07 julio 2010

Compro oro compro oro compro oro compro oro compro oro compro oro.


La invasión del siglo XXI.

9 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Tú lo que quieres es un regalo de oro, je, je, je...

Quico dijo...

Jejeje, cuánta razón. Hay que ver la cantidad de establecimientos de esos que hay por todas partes!

Tanto oro hay por ahí?!?!?!

saludos!

Pio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pio dijo...

Esto es como las inmobiliariass XD. Creo que me voy a montar una tienda pero de venta y compra de hierro que vale más que el oro XDD

Besetsss

Pd: que cazurra que soy, que mal escribo jeje

Always in the Clouds dijo...

Supongo que es lo que toca ahora... Con lo mal que esta la cosa la gente vende lo que puede para comer.
Lo que si me parece asqueroso como se aprovechan... Aunque nadie te obliga a vender... Pero hay que comer... Vamos, el negocio de la crisis!!

X dijo...

Compro cuerpos jajajaja.

dEsoRdeN dijo...

¿Del que cagó el moro?

Anónimo Gutiérrez dijo...

Lo malo es que nadie les controla o regula. Cualquiera puede desvalijar una casa y 5 minutos despúes convertir su botín en dinero fresco llevándolo a cualquiera de éstos establecimientos semilegales.

Hay que tener en cuenta varias cosas:

1. La mayoría tienen pesos trucados. Si vas con 10 gr, te dirán que tienes 7.

2. En muchos casos, te dicen que tienes algunas piezas de 14K, cuando son de 18K, con lo cual, te pagan la mitad de la mitad.

3. Jamás pagan el precio que deben pagar. Si el oro fino cotiza hoy a 32 €/gr, ellos deben darte mínimo 16 €/gr.

4. El precio que anuncian en las puertas y escaparates NUNCA es real. Siempre te pagarán menos porque lleva piedras, por soldaduras y por merma.

Conclusión: un timo legal. Se amparan en el ¨Si no te doy dinero por eso...quién te lo va a dar?¨

Hablo con conocimiento de causa, soy joyero ;)

Saludos

Raquel dijo...

raro raro, que lo quieran hacer a uno rico de la noche a la mañana con cuatro anillos del 150.