23 julio 2010

Calla. Voy a cantarte al oído. Bajito... muy bajito...


Como una ola



9 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me rindo. No hay forma de que mis elogios alcancen el nivel de tus fotos.

Raquel dijo...

cómo te gusta exagerar... :)

Juan Rodríguez Millán dijo...

Si exagerando consigo que sonrías, exageraré sin parar...

Carlos dijo...

Lo primero que me ha venido a la mente es una frase que he leído en algún sitio: "No era propio de "ella" marcharse sin dejar rastro". Parece que las olas hubieran pintado la pared. Muy oportuna captando el momento ;). Aunque con tanta humedad no sé si vamos a curarnos el resfriado :S.

(La canción es preciosa... aunque el título del post... no sé... "publicidad engañosa" creo que lo llaman... que me había hecho ilusiones, vaya :(... ;) )

Raquel dijo...

No era día de ponerse a escribir, Carlos... te lo digo yo :)

Ojizarka dijo...

Grandiosas fotos! Felicidades :D

Raquel dijo...

Gracias :D

Nix dijo...

Quizá decir "nunca" sea mucho tiempo para poder definir una sensación. Puede que pensar en un "siempre" sea extremar los tiempos. Incluso la ambivalencia entre ruido infernal y silencio cautivador puede ser exquisita. Que ¿Qué digo? que sin quererlo, me ha llegado a la nada del alma. No me entenderás, pero sinceramente: Gracias

dEsoRdeN dijo...

Pedazo voz!