20 agosto 2011



Puede que probablemente, igual en algún caso hipotético, quizás a veces, muy de vez en cuando, me hayan entrado celos absurdos al ver que te alejas. De hecho me habrá pasado muy rara vez, si acaso. Es más, no me ha pasado nunca. Olvídalo. No he dicho nada.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No dejes de escribir. nunca

beso de anónimo enamorado

Cris* dijo...

Que los celos no se deciden. Sin embargo no son malos. Supongo que si quieres a alguien son más bien inevitables. Aunque con la confianza absoluta deberían desaparecer. Tanto en tí mismo como en el otro. Pero, ¿existe ese tipo de confianza?

Raquel dijo...

Anónimo...trataré de no dejarlo, pues :)

Cris*... Los celos, inevitables o no, siempre idiotizan.

Paula ^.^ dijo...

es que es IMPRESIONANTE me encantan todas y cada una de tus entradas! yo tambien te digo que no dejes de escribir, porque adoro tu blog ;) un beso!

Cris* dijo...

¿Qué hay de malo en ser un poco idiota? :)

м dijo...

Muy buena esta entrada, es muy real