21 enero 2010

Plato frío con tu nombre

Queridos amigos, gourmets de aquí y allá, amantes de la cocina en general. Sin duda el plato que hoy les presentamos no será a gusto de todos. Cae pesado al estómago y es de difícil digestión. Aun así, y a pesar de las grandes cantidades de hiel que requiere, puede llegar a saber muy dulce.



Dificultad: ***** (máxima)

Ingredientes para una persona:

- Una latita de rabia almacenada al vacío. Repetimos. Al vacío.
- Una gota de melancolía
- Dos tazas de rencor.
- Tres cucharaditas de desprecio.
- Desilusión a discreción del cocinero.
- Un sobre de decepción.
- Dos kilos y medio de hiel.
- Un kilo de indiferencia.

Preparación:

Antes de comenzar, limpie bien su mente de recuerdos y elimine los restos de cariño que puedan haber quedado. Es fundamental para que el resultado sea el deseado.
Calentar a fuego lento el kilo de indiferencia junto con el sobre de decepción hasta que tome un regusto añejo y meditado. Una vez que ambos ingredientes están totalmente integrados, añadir las dos tazas de rencor y remover hasta obtener una masa odiosa y desdeñosa.
El resto de ingredientes han de añadirse ahora. Todos juntos. De sopetón. Como las sorpresas desagradables. Es importante, a la hora de hacer este paso, no utilizar lágrimas como sustitutas de la melancolía. A simple vista podrían parecer ingredientes equivalentes pero las lágrimas añaden un regusto a pena que no es el deseado.
Para que la cocción sea óptima se precisa mucho tiempo perdido e inexistentes ganas de esperar por cosas imposibles.
Una vez terminado, cuando los ingredientes ya se han hecho uno y crean una masa con textura de reproche y aspecto de venganza, ha de colocarse el resultado en un congelador por tiempo indefinido. Este plato ha de servirse muy frío. Para paladares exigentes, acompañar con aliño de sarcasmo.

Sugerencia de presentación:


(Post cocinado a fuego lento, con ayuda de la chef Ankara. Una vez más, gracias)

16 comentarios:

Ankara dijo...

Y... por fín nos enharinamos hasta arriba y cocinamos y cocinamos...y no salió mal del todo!! :)

Adoro la foto, gran, gran descubrimiento xD

Otro día haremos el postre...xDD

Un abrazote raqueeee

Juan Rodríguez Millán dijo...

Cuánto me gustaría veros cocinar otro plato, cuánto me gustaría que no hubiera nadie que se mereciera una receta tan fría. Es más, lo que me gustaría es que no lo tuviérais que cocinar, que alguien que sepa de cocina os invite. Con esas letras y con esos corazones, os lo merecéis.

Miguel Casañas dijo...

Creo que ese plato ya lo hemos probado todos...

Mayka Ayong dijo...

jjajajaja me encanta!!!

maykaayong.blogspot.com/

X dijo...

¡Camarera! ¡Póngame uno de esos! Para llevar, por favor. :-)

* Raquel * dijo...

Aun así, yo me he quedado con hambre.
Quiero un postre dulce... un dulce postre.

si, bwana dijo...

Algo indigesto si que parece.Creo que lleva demasiada hiel.

Jo Grass dijo...

Acabo de llevarme la receta de Ankara´s Restaurant.
Imprescindible tenerla en la carta para las ocasiones memorables, para vez si engulléndola dejan de ser TAN memorables, jaja

besitos

* Raquel * dijo...

bwana, esto cae como una bomba. Pero un poco de sal de frutas después, y asunto olvidado.

Jo... de todo hay que sacar algo positivo. Y mira tu por donde, con tanta cosa negativa, al final he aprendido a cocinar.
Cuando lo hayas hecho en casa nos comentas qué tal te quedó...

Mayka Ayong dijo...

jajajaj eres un encanto! me gusta mucho tamb tu blog!
la verdada que desde que me hice el blog me he quedado fascinada con la de gente con talento que tenemos por las islas....
te deseo mucha suerte!! y yo tamb te sigo de cerca...jijiji...

julia dijo...

Uff.. pues la verdad es que el plato no tiene muy buena pinta... te recomiendo sal de frutas, para la indigestión...


Un saludo!
Julia
http://mimundo-julia.blogspot.com

Aprilis dijo...

Juer! Hasta miedo me da xD ! :O

Alury dijo...

Fijo que alguno repite... y otros se quedarán con indigestión. Ahí están los gustos!!!! :)

Sandru dijo...

Tiene buena pinta...lo e de probar!!!

http://sandrusworld.blogspot.com/

Laura dijo...

jajajaja me encanta la ironia y el sarcasmo...que utilizas.... DIVINA!!!! será que me haces reir o que de alguna manera, pensamos igual... yo deberia quitarme el que diran y empezar a publicar con risas entre lineas....Gracias x este rato.

* Raquel * dijo...

Me temo, Laura, que ese es un ingrediente que crea adicción...