12 enero 2010

El cinismo hecho vecina

Empecemos por el final, que es justamente lo que acaba de pasarme.
Martes. Alrededor de las 7 de la tarde.
Después de pasar toda una tarde cuestionablemente productiva en la biblioteca recojo mis cosas y me dirijo a casa. Como de costumbre, mientras fijaba la vista en el infinito, iba absorta en pensamientos realmente dispares y absurdos:

"Las 7. Y es de noche. Odio que oscurezca tan temprano. ¿Y si me voy de Las Palmas?, qué frío voy a pasar. Nieve. Allí hay nieve. Y otras cosas. Ojalá..."

- Una voz penetrante e insoportablemente chillona proveniente de una señora a la que apenas había visto por el rabillo del ojo mientras la adelantaba rompió mi burbuja -

"¿ESA NO ES LA VECINA? ¡¡HAY QUE VER!! ¿Te has fijado? ¡Pasa y ni saluda! ¡Qué educación!"

- Oí una voz masculina -

"Si, si, si, si, si."

Seguí caminando, mientras aquellas palabras retumbaban en mi cabeza. Enseguida asocié la voz a una cara y a un cuerpo. Concretamente al de mi vecina de abajo, señora a la que de hecho no tendría que saludar después de la bienvenida que me dio a los pocos meses de instalarme aquí.
Lo contaré brevemente porque es realmente bochornoso.

Digamos que tocó en mi puerta de malos modos, exigiendo de manera insolente que limpiara su patio porque le había caído un escupitajo descomunal. Escupitajo que por cierto, no procedía de mi boca.

Pero Carmen no ve series policiacas, jamás ha oído eso de que no se puede acusar sin pruebas. Pobre, no es su culpa.

Como dije, y dado que después del pitote que me armó se demostró que aquellas babas no eran mías, por dignidad me propuse no dirigirle la palabra.

Aun así, este no fue el caso. No es que no la saludara a posta. La mujer estaba de espaldas, delante de mí, y yo pasé de largo sin girar la cabeza y con la mirada perdida.

Pero Carmen no sabe que es difícil reconocer a la gente mirándoles el culo. Máxime si son culos que no sueles ver a menudo. Pobre, no es su culpa.

Os presento a mi cínica vecina. La mujer cuyo pasatiempo preferido es crear conflictos.

18 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pobre, sí, pero pobre de ilusión, de simpatía, de buenos sentimientos, de amabilidad... y podría seguir un largo rato. En fin, allá cada cual...

Y sí, ojalá... Ya sabes que los "ojalás" a veces se cumplen.

* Raquel * dijo...

Sí, pero ese ojalá era de "las cosas que se quieren y no se pueden"...

si, bwana dijo...

Esa Carmen parece de mucho cuidado. Menos mal que no ve series policíacas, porque habría pedido un análisis del ADN de las babas.

* Raquel * dijo...

De hecho, la trayectoria del escupitajo me daba la razón. Aquella saliva no procedía de mi ventana.
Pero a ver quién le explica eso a esa pobre mujer, que solo sabe de Belenes Estebanes y Salsas Rosas.

X dijo...

Lo que hay que darle es una patá en la boca jajajaja. Mi vecina de abajo también nos daba el coñazo hasta que me puse serio y ahora la tenemos suavecita. :-)

Ankara dijo...

Sí, Carmen es idiota.
Odio la gente que se ofende si no la saludas... NO TE MIRO, IMBÉCIL. si no te miro cómo te voy a saludar!

Y menos a esa, hombre ya! que fijo que el escupitajo era suyo ¬¬

* Raquel * dijo...

¿En serio, X? ¡¡Pues dame la receta!!



(Tú, Ankara, no me des recetas... con la que estamos preparando me basta)

(Pista nº 1)

Ankara dijo...

Esto va que vuela, el horno ta a mil revoluciones, trabajando como un loco.

En seguida cenamos. XD

Ankara dijo...

Tienes un email!! :)

Raque, Raque, cómo me gusta cocinar contigo xD

Laura dijo...

Es que una mira culos que son dignos de mirar....jajajaj los demas,no! besos

Nat dijo...

BUeno, pasaba pa decirte que tienes un premio de esos en mi blog jajaja, que realmente es pa mi es un reconocimiento y punto!! =) Pues eso

Schrogsin dijo...

Existen las vecina simpáticas?

LadySuchard dijo...

Yo creo que en Gran Canaria es imposible que haga frío, aún no lo he demostrado cientificamente pero yo diría que en mi calle llueva o no no se bajan de los 20 grados. Y aunque me encanta el sol el calor y la alegría que me trasmiten cambiaria este sol por un poco de calor familiar que es lo que no tiene esta isla.

Girl From Lebanon dijo...

Hay culos que seguro reconocerías...aunque este no sea el caso ;)

Bss!!!

* Raquel * dijo...

Laura..., con la mala leche que tiene, a esa mujer es mejor no mirarla ni a la cara.

Nat...muchisisísimas gracias. Prepararé un post.

Schrogsin...si hablamos de vecinas que llevan 30 años encerradas en su casa y solo salen para comprar jamón, la respuesta es no.

LadySuchard... había olvidado que eras de Gran Canaria. cualquier día nos cruzamos por la calle y nosotras sin saberlo!

Girl From Lebanon... supongo que sí. A partir de ahora procuraré memorizar el de Carmen, no sea que se ofenda la próxima vez.

Monik dijo...

Hay Carmen Carmen voy a tener q emborracharme....xD Q al final es Isabel, esa alomejor tiene un blog pq a quien le va a contar los chismes??Si no hay quien la aguante xd

Simone dijo...

huuuy! te voy a presentar a mi vecina y seguro que te quedas con la tuya!.. Un buen día me pidió, amablemente como una sra. de mm sesenta y tantos?.. pues como una sra lo es:

ella: podrías estacionar tu auto más cerca a tu barda, me siento más segura si no hay forma de que se escondan entre el muro y tu auto.

Me quedé mirando mi césped, que claramente tiene marcado con piedras el lugar donde va estacionado mi auto... y miré también el césped entre el muro y mi auto..

YO: miré sra. no será posible, aquí es donde va mi auto, en mi cochera y creo que ahí me parece perfecto..

Se despidió cortes... y desde entonces ha iniciado una batalla contra mi, todo va desde cacas de su perro en mi césped (inofensivas pero asquerosas) hasta el levantamiento de un muro entre nuestras casas.. y así una tras otra.. jodiéndome de poco en poco la vida!

y tu vecina no te saluda? que bendición!

Simone dijo...

...