09 septiembre 2009

Mi lugar "de pensar"

¿Qué tienen las ventanas?
No sé por qué, pero la mayoría de las veces que me quedo ahí apoyada más de un minuto es sólo porque creo que es mi lugar "de pensar".
Todo el mundo tiene un lugar de pensar, ¿no?
Yo me apoyo ahí... fantaseo, veo la gente pasar. A veces pareciera que esperase que pasara algo. Pero nunca pasa nada. Sólo observo a ratos, después se me pierde la mirada...
Unas veces por la mañana; la mayor parte, cuando atardece, y en alguna ocasión por la noche. No es mi lugar favorito de la casa. Sólo es mi lugar de pensar.

Y no hablo de la ventana porque hoy me haya apoyado ahí. Hoy no lo hice porque estoy especialmente atontada sin motivo aparente. Atontada en mi idioma significa tierna. He descubierto hace algún tiempo que no me gusta hablar de cosas que me hagan parecer sentimental.

Y ando atontada porque me dio por pensar en el amor. En si existe de verdad o si es un invento de guionistas y publicistas. Es mejor no pensar... Porque no llegué a ninguna conclusión en concreto. Quizá sea porque aun no me he apoyado en la ventana...


- Nota -
Ahora que os hablé de Spotify puedo compartir mi música. Mientras escribía escuchaba esta lista. Espero que os guste... (click en el link :) )

Enamoramiento y estupidez

17 comentarios:

La Caperucita que se pinto los labios rojo pasión. dijo...

Mi lugar de pensar es el balcón, sobretodo cuando es de noche.
Me pongo a pensar largo rato viendo la gente como entra en el bloque de pisos donde vivo.

Un beso :*

* Raquel * dijo...

Un lugar también con vistas a la calle... :)
Ah! Por cierto! Dije cual era mi lugar de pensar, pero no mi lugar favorito de la casa.
Me encanta sentarme en la puerta, en el chaplón (o bordillo, o escaloncito :S no se como lo dicen en la península).
Desde ahí veo el patio, la verja de la entrada, una buganvilla... Y mi perra, que siempre viene a sentarse a mis pies cuando estoy ahí.

Ignacio J. Rivas dijo...

Me encanta tu blog!!! Un saludo

Té con Gofio dijo...

Mi sitio "de pensar" es mi cama, acostada de lado y con la puerta del cuarto cerrada. No me gusta que nadie vea mi cara "de pensar"! Yo también he escrito alguna vez sobre estas dudas, si el amor existe o no...
Y si sé que existe es porque yo sí lo he sentido, nada más que por eso. Ya los demás... ahí sí tengo dudas.

LadySuchard dijo...

Yo no tengo lugar de pensar :( que triste :( lo tenia cuando era pequeña porque mi mama tenia unna silla pequeñita en un lugar de la casa y cuando me portaba mal me decia que fuera a la silla de pensar y reflexionara sobre lo que habia hecho u.u pero mi culo crecio y la silla se me quedo pequeña y desde eso no tengo lugar de pensar :( no se si es porque no pienso o porque pienso mucho y entonces no puedo estar en el lugar de pensar cada vez que me da por fantasear y hacerme preguntas existenciales absurdas.

P.D: me encantan las bugambillas (: , por el olor y por el nombre :)

Muaka dijo...

Mi rincocito de pensar es en el jardin de noche tumbada en la hamaca que relajacion jeje

Un besazo!

Ankara dijo...

Yo no tengo un sitio de pensar, aunque si me paro a pensar, cuando más tiempo paso "arreglando el mundo" es tirada en la cama con el mp3.. así que seguramente ese sería mi sitio!

ah! Y yo creo que el amor sí que existe, lo que pasa que es cierto que en la tele a veces lo exageran y maquillan tanto que luego en la realidad nos sabe a poquito!

* Raquel * dijo...

Ignacio... Muchas gracias! Bienvenido :D

Té... La cama para mí es el "sitio de llorar". Exactamente como tu lo describiste. De lado y con la puerta cerrada. Y no sé... el que yo quiero que exista creo que no existe (el amor, digo)

LAdy... ley de vida, si. Los culos crecen. Aunque a mi me hubiese gustado que el mío lo hubiese hecho un poco más. jejej... Hombre, yo no me refería a el "lugar de pensar" al que te mandan tus padres cuando haces algo mal. Nunca tuve de ese tipo de "lugares de pensar" porque mi madre era más de darme una nalgada xD

Muaka... me gusta!! Estrés cero, eh?

Ankara... creo que ese es mi problema. Que las telenovelas, las comedias románticas y los libros ñoños me han jodido bastante el cerebro. Y alomejor estoy esperando por algo que no existe... Ojo, que odio las pastelosidades gratuitas. Eso si que no me gusta. Pero si el amor existiera, es bonito pensar que podría existir "para siempre", no?

Anónimo dijo...

¿Y cómo es el amor que tú quieres que exista?

PinKbutTerflY dijo...

Mi lugar de pensar es mi cama supongo, cuando tengo demaciado lio en la cabeza me tumbo boca arriba y pongo mi mente en funcionamiento, creo que mi métdo es defectuoso porque asi me quedo dormida facilmente y ya no pienso en nada. Sin querer encontré el por qué del caos es mi vida jaja! Necesito un mejor lugar para pensar!

Yo creo que el amor existe, aunque nunca pude estar 100% segura de sentirlo. Pero no pierdo las esperanzas...

Me encanta tu blog!

* Raquel * dijo...

Amigo anónimo... alguna vez has visto a dos viejitos caminando de la mano? Ese quiero que exista... :D
Espera un momento... si lo he visto... entonces... entonces existe, no? jeje.


(Con esta última reflexión, Pink, te doy la razón... Si, si que existe... Lo que pasa es que en los días en los que estoy atontada dudo hasta que la tierra sea redonda)

estefania dijo...

Para mi, lo mejor de mi habitación es la ventana y las vistas. Es más pequeña que otra de la casa (mejor amueblada y con parquet) pero por el simple hecho de la ventana me quedé la que tengo.

Para mí es inspiración... Y me encanta observar el verdor del bosque, contemplar la luna o perderme en la lluvia.

He leído todo tu blog de un plumazo! Eres genial, te sigo guapa.

Estefania

* Raquel * dijo...

Gracias estefanía! :D

Mi ventana de pensar es una de la planta alta... veo el teide ^^ ejejej Bueno.. y la carretera, los coches, las guaguas, la gente que pasa, los perrillos... en fin... pero lo más destacable es el teide, si.

Jo Grass dijo...

Me sumo a tu máxima. Yo adoro las ventanas para pensar pero, siempre que lo hago— me refiero a pensar frente a una ventana contemplando el paisaje, ya sea urbano o rural: ¡ siempre pasan cosas! Siempre hay algo que despierta mi atención y me sugiere desviar los pensamientos hacia otras historias. La ventana, como los viajes en tren— otro lugar estupendo para pensar y observar, además de leer—, resultan una fuente inagotable de inspiración. Y , la inspiración te pone así, como te describes, en ese estado de aturdimento previo a la creación de algo, como un pensamiento positivo, como creer que el amor de película se inspira en la vida real.

Sergio dijo...

Por suerte o por desgracia vivo aislado del mundo, así que no puedo ver a la gente pasar... Ni los coches... Ni escupir en descapotab.. Bueno, mi sitio es otro, pensé que no te importaría saberlo, pero me dije de nuevo "Ay, pobre monstruo hambriento, vamos a darle de comer y de paso hacer un poco de relleno".
Lo dicho, yo soy una reflexión constante (un día me quedaré de durmiendo de pie) pero mi lugar favorito es en la playa, en la orilla sentado.
Normalmente en verano sería mas normal verme ahí, pero como comprenderás en invierno tú pasas cerca de la playa y dices "coño, este colgao no sabe que casi es noche vieja". Pero no me importa, como tú dices, es mi sitio de pensar. Es relajante, silencioso (hasta que anochece, que se hace zona de botellón, y yo me retiro) y me ayuda a pensar.
En cuanto al amor... Bueno, a veces simplemente es una liberación de endorfinas y otras... lo mismo pero que creemos que es amor. Pero realmente, ¿qué es el amor? ¿un neonato armado hasta los dientes de flechas con corazones? y a todo esto, ¿por qué los corazones son algo así <3 y no como realmente son? Es algo dificil pensar en todo esto, pero si algún día quieres comert la cabeza, que sepas que a parte de retorcido, puedo ser filosófico. Avísame cuando quieras.

Cuídate campeona.

Ankara dijo...

Las pastelosidades a mí tampoco me gustan mucho, por otro lado yo sí estoy convencida de que puede haber amor "para siempre"

Tiene que haberlo!! :)

* Raquel * dijo...

Jo... será por eso que no me entero de las cosas que pasan cuando me pongo en la ventana. Porque me meto tanto en mi misma que solo miro, pero no observo. Por cierto, anoche descubrí otro lugar perfecto para pensar, casi mejor que mi ventana: La playa. Fui con unos amigos a una piscina natural... y mientras estaba ahí, con las estrellas, el agua... Muy bonito. Aunque pensándolo bien, si no se hace pie es mejor no ensimismarse demasiado, a ver si termina uno tragando más agua de la cuenta...


Sergio... mi monstruito y yo estamos muy contentos contigo! Claro que nos interesa tu lugar de pensar!. Como le dije a Jo, desde anoche mi lugar también es la playa... pero dentro del agua! Claro, con unos límites... Que luego si me embobo demasiado puedo perder el tino y ahogarme, y no es cuestión. Uy... acabas de plantar en mi la semilla de la duda y está germinando descontroladamente. ¿Por qué los corazones tienen esa forma? Tendré que investigarlo... Y sobre la existencia del amor, fuah... solo sé que no sé nada (siguiendo en la línea de filosofar).


Ankara.... ojalá que si. Yo le he dado vueltas, muchas vueltas. Y creo que puede que exista a ratitos... Ratitos buenos, ratitos no tan buenos... y así se alarga hasta lo que ambas partes deseen (o aguanten). Siempre he pensado que uno valora los momentos de felicidad porque antes ha sabido lo que es estar triste. Con el amor debe ser igual. (creo que esto ya lo dije antes, no? Perdón si me repito :s )