05 septiembre 2009

Cuchillos, colchones, tupperwares... adictiva teletienda.

Esto que voy a decir es muy triste. Me fascina la teletienda.

Me di cuenta hace unos días, mientras hacía zapping y me topé con un canal de la TDT dedicado única y exclusivamente a esto. Emitían sin descanso anuncios de productos realmente inútiles. Uno tras otro. Lo peor es que yo era consciente de eso, pero no podía dejar de mirar, me resultaba imposible despegar mis ojos de aquellos presentadores tan risueños, con su moreno de cabina de rayos UVA casi anaranjado y su sonrisa destelleante. Me abrumaron. Parecían tan felices cortando tomates con aquellos afilados cuchillos...


Esta gente sabe lo que es la persuasión y cómo utilizarla. Los quería. En el fondo quería todos aquellos cuchillos. Incluso me sorpendí a mi misma con la boca abierta cuando vi como cortaba una rebanada de pan en 0'3 segundos. Si, todo mi coeficiente intelectual a la mierda por unos cuchillos, ¡¡pero qué cuchillos!!.

Pero ahí no quedó la cosa. Después del Cheff Tony (ese gordito de la izquierda) vinieron las tapas que hacían vacío y mantenían tus alimentos frescos durante más tiempo, ¡¡qué maravilla!!. Más tarde, el colchón inflable para las visitas, un agarrador para salir de la ducha y una crema que hacía desaparecer las manchas faciales mágicamente gracias al poder de la baba de caracol (eh, por supuesto, todo esto avalado por rigurosos estudios científicos).

Creo que aun seguiría delante del televisor si no fuera porque después de vete tú a saber cuánto tiempo ahí pegada, un sensor de alarma se encendió en mi cabecita, y me vi a mi misma con 80 años, rodeada de gatos y haciendo punto de cruz. Si, esas son las consecuencias inmediatas de ser una adicta a la teletienda. Bueno, quizá inmediata no sea la palabra, pero agradable tampoco. Gracias, sensor de alarma. Te debo una.

De todas formas, no quiero acabar el post sin regalarles un poquito de esta felicidad prefabricada. Ahí va una selección de videos... Alguno está en inglés, pero no importa. La teletienda está por encima de toda barrera lingüística.


Aviso a los lectores. Si eres un alma débil como yo, dado a caer en las redes del consumismo absurdo o simplemente, adoras los "antes y después", los efectos sonoros y los testimonios de "gente real de la calle" (otra de las patujadas que he oido en el maravilloso mundo de la teletienda), no veas los siguientes videos. Repito, NO LOS VEAS. Quizá después no puedas parar...









Dios... esto que viene tiene que ser de coña xD un limpiaculos?? No, no puede ser verdad. Y si lo es, por fin encontré "el objeto más inútil del mundo".

El otro día entré en un chino en busca de él. Pensé:
"Ey! un chino nuevo! genial! voy a buscar el objeto más inútil del mundo!"
(menos mal que estas cosas las hago estando sola, si no, me quedaría sin amigos).

Todo el mundo sabe que si buscas objetos inútiles, los encontrarás en un chino. Y yo creí haberlo encontrado cuando entre los billones de productos que se hacinaban en aquel local vislumbré una caracola gigante atada a un cordón con un trozo de plástico rojo pegado a un extremo. No es que lo esté explicando mal, es que era así de absurdo.

Pero no, estaba equivocada. Por lo que veo, ese no era "el objeto más inútil del mundo" que yo estaba buscando...


15 comentarios:

M dijo...

Qué emoción más grande al leer tu post... yo también soy adicta a la teletienda!

Es increíble cómo te hace darte cuenta de lo muchísimo que necesitas algo que no sabías que existía.

Los cuchillos me tienen enamorada desde hace años (eso de cortar la piña en el aire es fascinante) pero mi favorito ahora mismo es un anuncio de un batidor que mezcla, pica, te echa la lotería, te trae las zapatillas... lo hace todo!

Hasta me hice fan del chef Tony en el facebook... Jajaja.

Besos!

Mike dijo...

me vas a matar xDDD

Té con Gofio dijo...

Con lo que me gusta tu blog desde que lo descubrí, y me acabas de desilusionar! Una súper entrada como ésta y no has hablado de la mágica trabona del pelo con forma de mariposa por sólo 59,95 euros!! :O Pero no queda ahí, te regalan como 2 ó 3 más de otros colores. Por favor, dime que las has visto... (qué timo, 60 euros una traba!).

* Raquel * dijo...

M.... ¿¿¿Qué tony tiene facebook??? Dios!!! ahora mismo le busco... alomejor me hace un precio!!!

Mike... Esto pretendo. Menos traductores en el mundo, menos competencia.... sehhh.

Té... Anoche mismo una amiga me lo dijo!!! Cómo pude olvidarme de las trabas??? Juro que pensé... "
ok! esto si que me lo compro... es maravilloso! :O pero si tienen forma de mariposa! :O "
Y luego vi el módico precio... y vamos... se me clavó en las entrañas de una manera, que aun no me he recuperado!!! Dios santo!! Adicta a la teletienda si, pero tonta no.
También me olvidé del nicer dicer... :( Son tantos productos...

GEMA dijo...

jajaja...uff...las necesidades de tener nos van a matar...

Uf yo lo del teletienda lo llevo regular...cuando llegaba de fiesta en la uni y no tenía sueño ponía la tele y es lo único q había...tengo pesadillas aún con Chuck Norris y Norma Duval..

bsitosssss

GEMA dijo...

Gracias reina...todo está en probar...yo adoro las transparencias...en su justa medida claro...me parecen super sensuales...

Bsitosssss mi niña

acoolgirl dijo...

La teletienda está ideada para eso mismo. Para que, si la ves, no puedas despegarte de ella!! Jajaja!!

A mi me encanta la máquina esa que es como una batidora y hace de todo… algún día me la compraré…

Besotesss

* Raquel * dijo...

ufff... me alegra saber que no soy la única que se queda embobada.
Por cierto!!! también recuerdo a chuck norris y su supermáquina de ejercicios! qué clásico!
debía de ser buena... pq para estar avalada por una estrella como él...

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

Telebasura v.v''

LadySuchard dijo...

Eso me pasa a mi con los programa de ganar dinero, esos en los que te dicen por ejemplo "cuantas estrellitas hay en la pantalla" y la gente llama hasta que encuentra la linea abierta y mientras el presentador/presentadora lo unico que hace es decir chorradas y repetirte todo el rato que llames u.u y yo no puedo parar de verlo hasta saber cual era la solución... que tristee :(

* Raquel * dijo...

...como bien dijo caperu... "telebasura". Pero qué le vamos a hacer, si caemos en sus redes como moscas en la miel :(

PinKbutTerflY dijo...

Hola!
Puufff la "teletienda" es una trampa perfecta!
Yo la detesto, pero a veces haciendo zaping me encuentro con uno de esos anuncios y me quedo viendo como tonta, bueno gracias a Dios me dura 3 o 4 minutos hasta que suene la alarma y me dijo:"¿Qué hago viendo esta porquería?!" Y cambio.
Pero en verdad atrapa!!!

Me encantó tu blog :D
Te sigo.

* Raquel * dijo...

Muchas gracias pink! A ti y a todos los que se van uniendo a esa pequeña casillita de seguidores! :D ^^ Creo que ya lo dije, pero me hace mucha ilusión :)

Jo Grass dijo...

La teletienda es más adictiva que los reality shows, especialmente los canales americanos, tanto del norte como del sur. Hace unos años, estando en México DF para participar en un Festival en el que tenía que dar una conferencia, llegué tarde porque al salir de la ducha en el hotel, encendí la tele buscando un canal de música y apareció uno de teletienda. Me quedé abducida frente a una dosis tan grande de frikismo surrealista. Entiendo que la crema de baba de caracol o el chef Tony hayan producido en tí el mismo efecto, jaja
Un besote

* Raquel * dijo...

jajajaj Jo! Me encantan tus comentarios! Que cosas! Quien te vería llegando a la conferencia... "señores, disculpen la tardanza, estaba ordenando una batidora-corta queso que hace la manicura"
Si si... los que hacen esos spots no son realizadores, son auténticos psicologos. Qué planos! qué efectos sonoros! Me abducen totalmente...