01 abril 2012

Voy a guardar tanto, tanto silencio.

Montañas gigantes de palabras que dichas no sirven para absolutamente nada más que hacer bulto y a la vez vacío, para hacer ruido y después silencio. Por los brazos caídos, los nudos en la garganta y los planes que no existen, voy a guardar silencio.

Voy a morderme, tanto, tanto la lengua. No es propio de mí, pero no voy a evitar más el fin del mundo. Dejaré que se acerque tanto, tanto, que estaremos en peligro de verdad. Dejaré que se acerque, y que haga lo que quiera. Voy a guardar silencio, a ver qué es lo que pasa.


 

7 comentarios:

C. dijo...

En general las palabras sólo sirven para confirmar lo hecho o lo no hecho. Pero aunque suene un tanto contradictorio hay demasiadas palabras en el mundo que no dicen nada.
E igual no es tan malo que llegue el fin del mundo. Quizás después de este mundo haya otros mundos mejores, o algo, lo que sea, pero mejor.

Carlos dijo...

Sssshhhh!!! :)
(Con tanto silencio se puede escuchar tu corazón latiendo y tu cabeza "en movimiento" ;) )

Juan Rodríguez Millán dijo...

No te imaginas el ruido que hace que tú guardes silencio. Y creo que es una insensatez que alguien se canse de escucharte o que no encuentre el sentido a tus palabras y a tus pensamientos. Pero una auténtica insensatez por su parte.

Raquel dijo...

C.... lo que siempre pienso es que en realidad no sé en qué mundo vivo. Así que sin saber eso, ni si soy de este mundo, que se acabe quizá no sea el peor de mis problemas. De dónde vengo, a dónde voy.

Carlos... mi cabeza, nunca para.

Juan... hay de todo.

dEsoRdeN dijo...

hay silencios que me encantan. Sobretodo los que le dejan hablar a gritos al corazón...

matias dijo...

Hola, buenos dias,lindo tu texto. aqui una conversacion se escapa de un cuerpo, intento morder, atar los dedos, pero todos los dias se escapan... un deseo: espero que se acerque tanto tanto y te de un beso de esos que son como tomar un helado, de esos...

candela dijo...

:D