29 noviembre 2013

La última vez que hablamos.

Yo todavía llevaba algo de amor encima antes de escuchar aquella frase.

"Pasará lo que tenga que pasar", dijo. Frío. Indiferente. Como si no le importase que desapareciéramos, que no volviéramos a hablar. Y realmente ya no le importaba. No respondí. Me despedí y colgué el teléfono.

Me bajé del bus, y el amor que llevaba encima lo dejé allí, sobre un incómodo asiento de plástico.

3 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

...fue la antesala de la primera vez que hablarás con quien tenga que venir a hablarte...

Ojizarka dijo...

A veces envidio a esas personas que son capaces de dejar de sentir tan rápido. O al menos, saben fingirlo demasiado bien

Desnuda el futuro. dijo...

Me gusta mucho este texto. Ademas me recuerda muchísimo a uno mio. Espero que te guste. http://desnudaelfuturo.blogspot.com.es/2014/01/por-aquello-que-nunca-queriamos-ser.html