19 octubre 2013

Solo te quejas. Solo te quejas.



Porque ya no te imagino en noviembre, o porque tú tampoco querrías estar aquí para entonces.
Solo me quejo. Solo me quejo.




1 comentarios:

jordim dijo...

Quejarse es muy sano, hombre