21 diciembre 2012

Los bañistas en diciembre existen.

Los bañistas en diciembre existen.

En las gélidas aguas del Puerto de la Cruz. Gélidas, de verdad.



Por otra parte, aquí está mi selección de canciones apocalípticas en honor al fin del ciclo del calendario maya, alias el fin del mundo, previsto para hoy. Debería ser el fin de verdad. Y que amaneciera y fuera todo exponencialmente mejor. Que fuera todo como nos gustaría. Más bonito, más alegre, más dulce, más intenso, más, más, más. Ojalá. Buenas noches.




Vacaciones en el más allá - Pedro Piedra
Cripta y Vida (2011)




Si el mundo no se acaba - Napoleón Solo
Chica disco (2012)



El gran final - Maga
Satie contra Godzilla (2011)

4 comentarios:

Tequila dijo...

Igual no es lo normal, pero yo preferiría que el mundo sí se acabara hoy...

Besos!!

Raquel dijo...

Tequila, si se acaba, que sea para que podamos empezar, otra vez, con buen pie :)

Alury dijo...

Acabo de ver la foto y he ido a buscar mi mantita suave. Brrrr... ¡qué frío! Si ya me congelo intentando entrar en el agua en pleno Agosto, ¡ni imaginar quiero cómo debe estar ahora!

Feliz fin del mundo, guapa ;)

Cé. dijo...

Ojalá tú siendo luz y yo siendo sonido si se acaba el mundo. Jiji,jaja.
Me sigue dando miedo. Imagina que de repente empiez a a subir la temperatura de la tierra y nos damos cuenta que sólo aguantaremos tres horas más. Y aunque quisiera ir a alguna parte de Madrid para no morir sola, los taxistas también estarán aprovechando las tres últimas horas de vida. Así que ... no habrá posibilidad de muerte feliz.
Aunque me acabo de dar cuenta de que creer en eso sería como creer que los Mayas tenían nuestro destino. Y yo creo que el destino no existe. Jo. Llevo todos estos días teniendo miedo de algo en lo que ni siquiera creo :(

PD. Te ha faltado la canción de la habitación Roja :D