06 noviembre 2011

Apagar las luces





Y convertirme en sofá y vino,
en noche tranquila, en noche eterna,
en piel y susurros,
en terciopelo y azúcar.

Apagar las luces,
deshacernos en saliva y sombras,
dejar de existir
y que todo lo que espera detrás de la puerta se olvide de nosotros.

Apagar las luces,
Y que el universo entero conspire
para que esta canción sea infinita,
para que no vuelva a amanecer nunca más.

10 comentarios:

Luna Méndez dijo...

está claro que las mejores cosas pasan con las luces apagadas, con la luz de la luna. Con música bonita.

GUAPONA!!

Raquel dijo...

Ciertamente.

Una noche así porque sí, y luego vienen los enamoramientos y las tonterías esas.

:)

MAMUMA dijo...

Con la oscuridad, vuela nuestra imaginación, y se agudizan nuestros sentidos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me encanta lo de la canción infinita, y más si tú le pones voz...

Raquel dijo...

"...para que no vuelva a amanecer nunca más", bonito final.

Cris* dijo...

Vivía con miedo a que no volvieras a actualizar esto.
Pero yo prefiero que vuelva a amanecer, para que lleguen más noches como esa, o incluso mejores de lo que eres capaz de imaginar.

Anónimo dijo...

Ten cuidado. Los sentimientos en la oscuridad se esconden mas facilmente.
Un beso :)

Sueños Rotos dijo...

Vaya, o soy muy tonta yo, o va a ser que el hecho de no ver según qué tipo de tv o según qué canales me convierten en una completa ignorante, en según que temas... pero he llegado a tu blog por casualidad y me he enganchado hasta el punto de leerme todo el año 2011 del tirón... y entonces descubro "quien eres", y vaya cara se me ha quedao, porque me ha encantado tu blog y aquí tienes una seguidora más de todo lo que escribes, aunque no se me haya quitado todavía la cara de pasmada!! :O jeje.
Un besito y felicidades por el blog guapetona.

Mike dijo...

Como siempre, precioso <3

dEsoRdeN dijo...

Con temazos así, quién es el inepto que quiere que vuelva a amanecer?