29 octubre 2010

No puedo llegar muy lejos huyendo del instinto.



Porque entre las sábanas sé que me espera el calor residual de tu cuerpo, que quiere aferrarse al mío, que no quiere marcharse detrás de ti. Así cada noche, siempre con las mismas intenciones, siempre queriéndome recordar qué pasa si el condicional te besa en la boca, si eres la mitad de la mitad.

De nada sirve ahogar pensamientos, escoger rutas alternativas para no encontrarme de frente con las ganas de volver a verte, porque desde que te vi ahí estás irremediablemente. En las antípodas de mi conciencia. Ese es tu sitio. Eternamente entre el quiero y el debo.

Querer. Deber. Deseo. Sensatez. No puedo llegar muy lejos. No puedo huir de tantas cosas a la vez.

13 comentarios:

anoniman dijo...

Además también está lo inevitable...

Laura dijo...

Cuando te pones profunda...
Me encanta.
un beso raquel... que tal por tu sitio?

dEsoRdeN dijo...

Nooooo!! El instinto hay que seguirlo siempre!!! Especialmente cuando te parezca una locura absurda!!

B. SNS dijo...

Pero que creatividad¡¡¡¡

(como siempre)

Juan Rodríguez Millán dijo...

No se puede huir del instinto, no, pero el instinto te puede llevar a sitios a los que no quieres ir. La conciencia suele ser más sabia, al menos a largo plazo. Y a veces, conciencia e instinto coinciden. A veces, sólo a veces.

Anónimo Gutiérrez dijo...

Quién fuera él...

NoTePierdasSinMí dijo...

Me encanta... Simplemente me encanta.
Con tu permiso te lo copio!

jo mateixa ;) dijo...

0h <3

м dijo...

No podrías haberlo descrito mejor

Raquel dijo...

anoniman, querido anoniman... lo inevitable, si es bueno, es dos veces mejor.

Laura!... cada vez dosifico más mis arranques de profundidad extrema. Así salen, cuando salen. Por mi sitio, de ser este, bien, pero ya empieza a pretar el frío. Y yo soy de pisar en caliente...

señor desorden... siempre siempre?

b.sns... me suena usted de algo.

Juan... mira que abro el ojo por si me encuentro con una de esas casualidades de las que hablas, en las que cabeza y corazón coinciden. Pero nada, que no hay suerte.

Anónimo con apellido, porque tienes apellido... eso mismo digo yo, pero en otro tiempo verbal, y en forma de pregunta.

NoTePierdasSinMí... para copiar no tienes mi permiso. En todo caso, si quieres, cita mi blog y coloca la dirección donde quieras usar el texto. Regla de oro número uno, de los blogs, y de toda cosa que vayas a hacer: citar al autor.

jo mateixa :)

M... gracias

dEsoRdeN dijo...

siempre, aunque haya excepciones que confirmen la regla...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Con el ojo (los ojos) que tienes, la acabarás encontrando, no tengo ninguna duda...

recuerdosYmentiras dijo...

Practicamente perfección.Felicidades