28 octubre 2010

El autobús secuestrado (por un billete no pagado).

Todas las mañanas voy a clase en guagua. Autobús, para que no digan que no me adapto al español estándar. Ayer por la mañana también hice lo de siempre. Me subo, pago mi billete y me siento en los asientos de atrás, en los de los adolescentes.
Estaba ahí acurrucadina en una esquina, cuando un grito me saca de mis pensamientos internos:

Conductor-enfurecido-conduciendo-y-no-atendiendo-a-la-carretera: ¡¡Te bajas!! No sigues aquí sin pagar tu billete. ¡¡Llamo a la policía!!

Hombre-acercándose-a-conductor-insultándole-en-un-idioma-que-yo-empecé-a-estudiar-pero-del-que-jamás-aprendí-a-decir-más-que-gusano-que-por-cierto-se-dice-al-bab: ¡¡No me bajo!! [palabranocombrendida]

El diálogo se alargó unos cinco intensos minutos, que desembocaron en la detención del vehículo colectivo en cuestión, provocada por el propio conductor, que entre tantas amenazas mutuas, había decidido pararse a un lado de la carretera. Que así contado no lo parece, pero fue un momento de tensión máxima.

Y ahí parados nos quedamos, en silencio, viendo como el hombre estaba de pie junto al conductor y esperando yo que sé qué. Yo ya me veía viajando por la penínusla en "el autobús secuestrado, el que nunca han podido detener, porque el astuto secuestrador siempre se las ingenia para escapar de la policía...", "el autobús secuestrado, ese en el que cada día, el psicópata secuestrador acaba con una víctima ante los ojos del resto de rehenes...", "el autobús secuestrado, ese que desapareció en extrañas circunstancias, y en el que dicen que ahora viaja la niña de la curva, Elvis Presleyr y Bin Laden..."

Siempre me quedaré con la intriga. El autobús secuestrado acabó por reanudar la marcha -con el moroso dentro-, y yo me bajé en la siguiente parada. Habrá que estar pendiente de los titulares.

9 comentarios:

Lino dijo...

Ja ja que bueno el autobus donde viajan la hija de Elvis.... parece también la película de "Speed", estamos en un mundo de locos!!. bss

Luna Méndez dijo...

Da señales de vida hoy en cuanto llegues, para saber que no te secuestró nadie en tu trayectillo de hoy!

Si es que ya no se puede estar tranquila en ningún lado...aquí me monto en el autobús y me habla la gente sin ton ni son. Da igual que les diga que no les entiendo...

Los autobuses son criaturas extrañas...xd

Juan Rodríguez Millán dijo...

Desde luego la locura nos rodea, eso cada día está más claro... Lástima no conocer el final de la historia, oye, aunque si acabo con un conflicto mayor mejor que no estuvieras cerca...

Vane_19_26 dijo...

Vaya una aventura...

Carlos dijo...

Pues sí, parece que viajes en barco, en guagua o, ahora, en autobús la etiqueta de "absurdas cosas que me pasan" sigue "engordando" irremediablemente. Crucemos los dedos para que sigas siendo mera espectadora... que como osen importunarte, no sabiendo que vienes de tierras volcánicas, ojo.. ;P

Falsa Sonoridad dijo...

joder, no se dice guagua se dice artobú

GIANTito dijo...

Ciertamente ser conductor de autobús hay veces que resulta un trabajo mas peligroso de lo que pudiera parecer...

Un saludo.

Irune dijo...

jajaja, que bueno!!

Anónimo dijo...

no sé por qué pero de algo me suena esto

ché