04 marzo 2010

Hoy estuve en el Sahara.

Quien dice estuve, dice eché un vistazo.... porque mi visita no llegó al minuto. No es que no me gustara, vamos a ver si me explico. Arena, sol, rocas. Muy bonito todo, sí, pero después de dar una vuelta de 360 grados aquello ya estaba visto. Y encima tenía la boca como un esparto. Había que cambiar de tercio...

Me fui a Irlanda. Qué cielo, qué playa, qué montañas, qué castillo.
Qué colores. Qué maravilla. Me senté unos 30 segundos en una roca junto al mar, giré la cabeza de izquierda a derecha, de derecha a izquierda después, y cogí prestada una caravana blanca que alguien había dejado aparcada a lo lejos con las llaves puestas.

Y conduje kilómetros y kilómetros sin descanso, hasta que me quedé tirada sin gasolina en medio de Nuevo México. La suerte no suele sonreírme a menudo, pero se ve hoy no tenía ganas de buscarme las cosquillas. A unos cuantos metros me esperaba una camioneta con el tanque lleno.

Camioneta que, por cierto, después me dejaría desamparada en Canadá (es lo que tiene viajar en una cacharra con una rueda pinchada). De paso, ya que estaba allí, me hice con un buen ramo de flores.

- La verdad es que salí de casa sin un duro, y no me vendría mal revenderlas a precio de oro en Buenos Aires o en algún mercado de Génova, no sé. Por si acaso, pa' la saca. - pensé yo.


Ni una cosa, ni la otra, porque al final me eché a caminar y me metí tanto en el papel, que cuando quise darme cuenta estaba en la mismísima plaza del Obradoiro. Exhausta. Tenía dormidos hasta los lóbulos de las orejas.

Necesitaba descansar, pero tenía los bolsillos vacíos. Así que me colé en la habitación de un hotel de 5 estrellas en Pekín. Desconozco como llegué hasta allí. Debió acercarme uno de aquellos muchachos de Santiago en su bicicleta. A saber. Eso es lo de menos, lo de más es que me pillaron.

Mira que lo llevo diciendo tiempo... Estos chinos son muy listos. Lo mismo te hacen un plato de ternera con pimientos que te construyen una muralla. A ver quién les engaña. Yo desde luego no pude con ellos. Por eso ahora os escribo desde una prisión en los Países Bajos. Tiene bonitas vistas, eso sí. Pero es una prisión al fin y al cabo.

Lo peor de todo es que no solo se me acusa de estafar a un lujoso hotel pekinés. Ahora resulta que el propietario de la caravana blanca entendió mi "coger prestado" como un robo en toda regla. Además, el de la camioneta quiere que le ponga ruedas nuevas. Y encima me registraron la mochila y me acusaron de introducción ilegal de especies foráneas gracias a las flores de las que no llegué a sacar ni un euro.

Vamos, que de esta no me escapo. Espero que vosotros tengáis más suerte al explorar 360cities.net. Os recomiendo la visión en pantalla completa. Es realmente impresionante. Tanto, que parece de verdad...

16 comentarios:

Henna dijo...

demasiado guapo!

dEsoRdeN dijo...

Qué curioso! Es increíble lo que pueden hacer las nuevas tecnologías!

Daiana Romina Tubia dijo...

Visité la pagina. Está joya!
Un lujo pasar por acá.

:) saludos Raquel

Ankara dijo...

La idea es estupenda Raque!!

Lo que pasa que no sé si me dará la cabeza para tanto viaje!

Prometo intentaro para la siguiente actualización, qué menos que hacerlo por mi raquelilla del alma ;)

Un besoteee

ExCorazonRoto dijo...

Raquel, un poquito de música para acompañar el viaje:

http://www.youtube.com/watch?v=QV4Dy2pNj4o

* Raquel * dijo...

Hennita... después en lengua nos vamos a la 5ª avenida :D mwaaah

dEsoRdeN... desde luego que sí. Me pareció un descubrimiento increíble. El primer lugar que visité fue este:

http://www.360cities.net/image/gamalakhe-tintown-pool

Parecía que estaba allí mismo, jugando al billar! Cómo flipé...

Ankari... :D seguro que te sale algo fantástico.

ExCorazón, aciertas una vez más. Magnífica banda sonora :)

♥ Ana ♥ dijo...

Me encantan estas cosas, a falta de pan...

GOEFRY | Desde La Luna dijo...

Fuá! Está genial ésta página. Al menos me hará evadirme desde la Luna a muchos de los parajes que dejé atrás en la Tierra ;).

¡Saludos desde la Luna!

Jo Grass dijo...

Aquí demuestras que quien no viaja hoy en día ni disfruta del placer de la aventura y de bucear en otros mundos es porque no quiere. Excelente opción de ocio para estos tiempos tan austeros que estamos viviendo.
MANCANTAO acompañarte en este curioso y fantástico recorrido planetario, jajaja

besos

Juan Rodríguez Millán dijo...

Ya tenía yo ganas de 'volver' a San Sebastián, ya... Gracias, niña, por mostrarme una forma nueva de estar allí. Y ahora me recorro el mundo durante un ratito para mantener vivos los sueños...

si, bwana dijo...

Me parece un viaje sensacional, como los que a mi me gustan (cuando no hay que subirse a un avión).
La cárcel en los Países Bajos es un consuelo; si llegas a probar la de Pekín, ni te cuento.

Chasky dijo...

Flipante la web.

Carlos dijo...

Jo, muchas gracias por este descubrimiento. Quizá se me haga más corto llegar al verano. ;D

(Con la cara de buena que tienes, hay que ver qué manera de delinquir :S)

Verónica (peke) dijo...

Lo tuyo es viajar, ¿a quien llevas en tu maleta de viaje?

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Rubia de la cuarta fila dijo...

en cuanto termine de escribirte me paso. Que idea tan genial, no? Ya te contaré mi experiencia, ya que me identifico por soñar 20 horas al día..^^
Muas.

Josh dijo...

Buena página para transportarnos en pensamiento político!

Sigamos viajando pues.