19 febrero 2010

Derechitos a las cavernas, que hace mal tiempo.

A partir de mañana se acabaron los microondas y las vitros de inducción en mi casa. Al carajo con la modernidad. De nada me sirven los avances si cuando en Tenerife se nos planta una borrasca más oscura de lo habitual, adiós al suministro eléctrico, y de paso, adiós también a la comida caliente.

Adiós a la comida caliente, que nos duele a todos; adiós a la telenovela, que le duele a mi abuela; adiós a la granja del Facebook, que le duele a mi hermana; adiós a la plancha del pelo, que le duele a mi amiga Mónica; adiós al messenger, que me duele a mí; adiós, entretenimiento... adiós.

Dolores menores al fin y al cabo. Porque si uno se aburre, siempre puede coger el coche e ir hacia la luz. La luz eléctrica, no vayan a pensar que valoro tan poco mi vida.
Eso hice yo esta penumbrosa tarde de jueves. Ir hacia el centro comercial más cercano, a ver gente, a ver tiendas, a ver algo... Todo menos sacar el Trivial Pursuit polvoriento del desván que ya estaba desfasado cuando yo tenía cinco años.

Y el panorama era el mismo cuando llegué allí. Las señoritas dependientas hacían gala de su descontento por no contar con luz eléctrica y no poder atender al público justo en la puerta de los establecimientos. Allí estaban sentadas, mano sobre mano, probablemente pensando "¿Y para esto salí de mi casa yo?" (u otros improperios, que por educación no voy a transcribir).
Adiós clientes, adiós ventas, adiós dinero. Eso debe doler algo más.

Y es que la isla entera se vio afectada por un apagón eléctrico desde las 12 de la mañana. Que se les filtró agua en la central, dicen los señores de Unelco-Endesa. Vaya por dios.
No es la primera vez que caen unas cuantas gotas y en Canarias nos quedamos a oscuras. Creo que van dos desde que empezó el 2010. La guinda la pone ABC en su versión on-line citando palabras del responsable de Unelco en Tenerife:

"Afirmó también que mentiría si garantizase que Tenerife no va a volver a sufrir otro "cero eléctrico" [...]"

Así me gusta. Sinceridad ante todo, no vaya a ser que se nos ocurra quejarnos el próximo mes. Avisados quedamos.

Vayan haciéndose con unas cuantas velas y un camping gas, que hay mucho listo por ahí que de los males ajenos quiere sacar tajada, y después intentará vendérselos a precio de oro. Les será de gran utilidad. Acabamos de estrenar el invierno, y por lo que parece, se presenta oscuro...




Yo, además, tengo una preocupación añadida.
¿Cómo estará la pobre señora de los congelados que llamó a la radio el día de la
tromba de agua?

20 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Si ya ni tan siquiera Canarias se salva de esta mierda de invierno... ¿qué esperanza nos queda? (tengo la sensación de que este invierno empezó hace 7 años...)

Peter Pan dijo...

Pues no sé que habrá hecho tu abuela con la telenovela, pero mi abuelo estuvo 3 horas mirando el televisor apagado, porque, "la hora de ver la tele" seguía siendo "la hora de ver la tele" jaja, y mi primo agotó la batería de todos los aparatos electrónicos (3 portátiles y una cámara de video) con tal de no coger un maldito libro y ponerse a estudiar!!

Flaneur Marisa dijo...

Pues si, menudo desastre ayer, pero viendo la parte buena nosotros cenamos a la luz de las velas y charlamos más de lo habitual ya que no habia tele...

X dijo...

Hace un par de años o tres, en mi barrio nos quedamos sin luz desde las nueve de la noche hasta las seis de la mañana. Nueve horas sin luz, sin ordenador, pero sin poder ver ninguna peli, sin poder leer ningún libro (no iba a llevarme una vela a mi habitación), sin poder hacer nada más que morir del asco. Es indignante, porque la próxima factura no vais a tener un descuento, ja.

Jo Grass dijo...

Bueno, la cosa parece bastante dramática por lo que he visto en informativos y demás y, no quiero ni pensar esa pobre gente de la tienda de los congelados pero, en fin, si lo planteas como ¿qué hacemos para no aburrirnos? sólo me viene a la cabeza el famoso apagón de Nueva York.

Recuerdo una vez en un Festival de Cine en Praga conocí a una realizadora que, en mitad de la conversación a propósito de su película soltó:

—Es que yo soy hija del apagón!

Al principio no sabía de qué hablaba porque éramos varios y la conversación se producía en tres idiomas pero al final caí!

Pues para eso también sirve el apagón. Un poco de calor humano no viene mal y, tampoco es necesario que dé fruto, aunque esta chica resultó encantadora y muy creativa, jajaja

Iván López dijo...

Está claro que el ser humano depende exclusivamente de la electricidad. Sin ella, practicamente se queda reducido a nada. es lo triste de lso tiempos en el que vivios. La pregunta es qué haremos cuando la energia se reduzca...

Iván López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wenanena dijo...

Uf... la verdad es que lo de la luz es una cosa que no valoramos hasta que no la tenemos. Es que tela, todo va con luz... y para colmo está lo que pagamos en recibos y en impuestos para que nos dejen a 3 menos 2 con el culo al aire... mierda de país

DulzZze dijo...

Si es que es indignante!!
No me estaña que hayas decidido escribir un post sobre los apagones... tienes que ser horrible...
Y catastrofes en toda España y el gobirno no hace nada!! es que no se donde vamos a llegar... ademas de la crisis el mal tiempo!!!
En fin... yo te apoyo!! jeje
Un saludo

blue_velvet dijo...

Ni siquiera el tan alardeado tranvía dio la cara. Menos mal que esta vez el apagón fue de día y no nos quedamos en las tinieblas.

En cuanto a lo que hice yo durante este incidente...me fui a acostar.

si, bwana dijo...

Tiene razón el anterior comentarista; lo mejor que se puede hacer, es irse a la cama. Supongo que habrán dado el día libre.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Mientras leía toda la entrada estaba yo sensibilizado con la causa, indignado por la nula respuesta de los responsables, preocupado por los efectos que un apagón así puede tener... y he llegado a la mujer de la "tromba de agua" y ahora ya no puedo parar de reír, je, je, je...

El caso es que es indignante, pero nadie soluciona nada. Hasta la próxima tormenta, que volverá a ser indignante y nadie solucionará tampoco nada. Asco de país...

Laura dijo...

jajajjaja ay Raquel...siempre me sacas una sonrisa!!! Besos lluviosos tb desde la peninsula

Irune dijo...

Es increible, nos dejan sin electricidad y ya no sabemos que hacer. Para cualquier cosa se necesita...
Menos mal que aqui se va poco (alguna vez con alguna tormenta), y como suele ser de noche, pues a dormir...

Ankara dijo...

Jajajajaja, Jo Raque qué bien cuentas las cositas!!
Me encanta el párrafo final, porque, qué será de aquella señora, pobrecilla!!!jajaj

A ver si no se repite y no te quedas sin entretenimiento, pero sino siempre quedarán los maravillosos libros, la batería del mp3 y la del movil y....ya! xDDDD

Y sino, a estudiar alemán, que falta nos hace :P

Completamente Gilipollas dijo...

Mi querida señorita, lo mejor de volver a las cavernas siempre será que podremos volvernos a comportarnos como neardenthales con coartada y sin crítica.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Nati dijo...

Hola Raquel,soy Nati te he encontrado de casualidad pero me gusta mucho tú blog, y tambien leerte. En uno de los comentarios que te han dejado he podido leer que como no había luz cenarón a la luz de las velas y hablarón más de lo habitual por que no había tele, mira eso esta muy bien que de vez en cuando plas! un apagón para que las familias hablen un poquito entre ellas.
Bueno he decidido este día de lluvia que nos une a todo el país quedarme en tu blog.
Yo te invito al mío se llama: Los Cuentos de Nati. Si te gusta quedaté sería un honor para mí.
Hasta pronto besos Nati.

ExCorazonRoto dijo...

Esta te tiene que gustar, Raquel.

http://www.youtube.com/watch?v=bjCjmp_TM6c

* Raquel * dijo...

dEsoRdeN... y algunos se empeñan en mantener que lo del cambio climático son sandeces. Qué cosas.

Peter Pan... jajajaj!! Qué haríamos sin nuestros mayores. Este apagón duró poco, y por suerte me bastó con salir un rato para distraerme, pero recuerdo el apagón de hace unos años. Estuvimos unos cuatro días sin luz. La batería de todo aparato eléctrico también se fue al carajo. Jugamos a las cartas, al ahorcado, al STOP, al tres en raya, al trivial que menciono en el post... como bien dice tu primo, todo menos coger un libro y estudiar. Acabáramos!

Flaneur Marisa... Pues no te creas que no lo pensé. Aunque en mi casa no tenemos tele en la cocina y solemos charlar bastante... Lo que sí le agradezco a Unelco es una tarde sin escuchar la musiquilla de tensión de la telenovela de la uno.

X... eso ni plantearselo. Y por derecho nos tocaría, la verdad. Máxime si tenemos en cuenta que esto de la fragilidad eléctrica está empezando a ser algo habitual. Pero claro... ya se sabe que somos más de quejas verbales que formales, así ni descuento ni cosa que se le parezca.

Jo... y yo hablándole de quejas a X. Visto así, hasta me guardo la hoja de reclamaciones. Ahora solo queda esperar a ver si este apagón tuvo tanto encanto como el del otro lado del charco. (Unas cuantas horas duró, así que tiempo tuvieron)

Iván... buena pregunta. Desde luego, cuanto más nos modernizamos, menos autosuficientes nos hacemos. Suerte que yo tengo una barbacoa de leña en casa, si no, ese día como frío, o crudo.

Wenanena... y como bien decía X, ni hablar de descuentos.

blue_velvet... buena decisión esa. Hablando del tranvía... la verdad es que entre la lata que dio con las inundaciones del 1 de febrero y ahora lo del apagón, yo cada vez estoy más convencida que habría sido mucho más útil invertir todo ese dineral en un carril exclusivo para guaguas y taxis. O no todo ese. Con mucho menos ya habríamos tenido el trabajo hecho.

bwana...Pues claro. Sin luz no somos nadie, trabajar nos cuesta el triple y sabemos mucho menos (porque goole/wikipedia no nos funciona). Lo mejor es descansar y se levanta la sesión hasta el día siguiente.

Juan... y mientras la señora de los congelados en un sinvivir. Así no se puede.

LAura.. no sabes lo que me gusta leer eso! Muchas gracias :)

Irune... me temo que donde vivo, cuando hace mal tiempo tenemos que ir sacando las velas. O dormir, como dices tú, y la mayoría de los que por aquí comentan.

Completamente gilipollas..., de gilipollas usted tiene poco.

Nati... Me encantará pasar por tu blog, igual que me encanta que te hayan gustado las cosas que escribo. Un placer tenerte aquí.

ExCorazonRoto... me conoces bien.

Aprilis dijo...

Si es que Tenerife mola monton cuando hay tormentas... menos mal que habia luz natural y me pegue toda la tarde leyendo, y que al oscurecer yo ya volvía a tener luz y pude tener entretenimiento... pero sino, suicidio xD