11 enero 2013

Si viniera dejaría de ser enero.

Si llegara, dejaría de ser tarde.
No más días monocromáticos.
No más puntos suspensivos inmortales.

No habría nada de eso si apareciera de una vez y me cogiera por la cintura.
Y me sacara a bailar, me sacudiera las dudas,
me revolviese el pelo y me estrujase el cuerpo.
Sería día de fiesta.
Y dejaría de congelarme progresivamente,
como lo estoy haciendo.

Se me olvidaría todo.
Si estuviera sería distinto.
Dejaría de ser enero.



Kendal Johansson - Blue Moon





3 comentarios:

Tequila dijo...

Enero es el primero... a mí me gusta todo en Enero. Incluso el beso después de las campanadas.

Besos!

Nachtflug dijo...

genial el poema (:

Raquel dijo...

Tequila... pues yo no he sabido de eso este enero. Los eneros me van grandes la mayoría de las veces.

Nachtflug... salió solo, sin darme cuenta :) Gracias