17 septiembre 2010

Noche perfecta, llegas tarde.




Parezco imbécil. Las dos de la mañana, y yo aún despierta. Las luces apagadas. Y yo pegada al cristal de la ventana de mi habitación. Creo que nunca vi llover así antes. No estoy acostumbrada a las tormentas. Me dan miedo. Normalmente me dan miedo. Tormentas y oscuridad. Dos cosas que no soporto. Menos hoy. Yo quería una noche como esta. Pero no así. No de esta manera. Las dos de la mañana, y yo escuchando a Etta James, sola. Noche perfecta, llegas tarde.
O igual demasiado pronto. Ya no sé.

6 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Ya, pero es que preferiría quedarme ciego a ver como te alejas de la mano de otro... ;)

(no jodas que hay tormenta! Ya me estáis poniendo el sol para cuando llegue el sábado, eh? :P)

Raquel dijo...

(http://www.youtube.com/watch?v=KgdJjvWIlJg, stormy weather, disorder, stormy weather)

Carlos dijo...

¿¿Imbécil??...¡Pues anda que yo! Dos y media de la mañana. Se ha ido la luz. Y mi frente pegada al metal de la puerta del ascensor. Me he quedado encerrado por la fuck... tormenta y... ¡YA SÉ QUE LLEGO TARDE! ;P

(Tormenta no hay, pero sí un poco de insomnio... Un abrazo, a ver si otra vez sale mejor el plan ;) )

Juan Rodríguez Millán dijo...

Demasiado pronto, ya te lo digo yo. Las noches perfectas llegarán. En plural, ¿eh?

¿Imbécil? ¿Tú? Sí, claro...

Scarleth dijo...

Entonces yo también parezco imbécil cuando miro las tormentas, pero me encanta parecerlo... =) me hacen preguntarme muchas cosas, las tormentas me ponen filosófica

Jo Grass dijo...

Escuchar Etta James a las dos de la madrugada me parece un buen plan; y si encima llueve mucho mejor. Así que si no llega o lo hace tarde no me parece tan tremendo...
besos y buen finde