24 septiembre 2010

Bebida. Melancohólica.


Llego a casa después de una noche de humo, de ruido, de empujones y cien caras distintas, todas desconocidas. Debo ser rara, sé que lo soy. No me gustan esos sitios. Siempre llego peor de lo que estaba. Como ahora.

No aguanto los pies. Cierro la puerta. Paso la llave. Soy desconfiada. En esto sí. Puede que en lo demás no lo fuera siempre. Voy desmontándome poco a poco, aligerando parte de la carga que llevo encima y tirándolo todo al azar sobre las horrendas baldosas de mi piso de alquiler. Ya recogeré mañana. Qué más da. No me molesta el desorden. Llaves, bolso, zapatos, pantalones. Todo al suelo mientras recorro el kilométrico pasillo que me lleva a la esquina de mi cama en la que me quedo sentada mirando al infinito –infinito que no habría sido más que una pared blanca, de haber estado las luces encendidas-. Para pensar en ti no me hace falta encender las luces.

Este sería un buen momento para encender un cigarrillo, si fumara. O quizá para beber un trago más. Me molesta el pitido de los oídos. Y por qué no decirlo, me molesta también mi conciencia, mi orgullo y mi paciencia. Me pasa siempre que repaso esta historia, ya lo sabes. Las cosas no salen siempre como uno quiere. Me pregunto si de verdad tiene eso encanto. Me pregunto si de verdad voy a poder ocultar mi frustración. Me pregunto si va a pasárseme, de verdad. Recuerdo un beso. Uno dulce. No hay nada mejor para alimentar la melancolía antes de caer rendida entre las sábanas.


The New Raemon
Tú, Garfunkel


19 comentarios:

Falsa Sonoridad dijo...

las penas tienen instinto de supervivencia: cuando intentamos ahogarlas en ginebra ellas saben llegar hasta la orilla.

no deja de ser un reducto cinematográfico, sabinesco si queremos llamarlo así, la del despechado autodestruyéndose en la barra de un bar... no sirve de nada, sinceramente. las penas ahí están, como heridas de guerra, nos recuerdan que sabemos vivir: que no queremos pasar por este mundo con la tibieza del "no sabe / no contesta", que un día dijimos "dame un beso" y el beso nos salió caro, pero que venga alguien a quitarnos esos vaivenes en el estomago y esa felicidad sosegada de la que disfrutamos [y volveremos a disfrutar]

Juan Rodríguez Millán dijo...

Y tan melancólico... Siempre he pensado que la melancolía es hasta bonita, pero en su justa medida. Sólo en su justa medida, que de melancolía no viven los corazones. La conciencia, en cambio, es más necesaria en todo momento. No molesta. Sólo conversa con nosotros como un viejo amigo que lo sabe todo de nosotros. Y suele tener razón la condenada...

Aprilis dijo...

Para salir de fiesta y llegar asi a casa... casi mejor quedarte en casa y hacer la típica combinación [ ya todo un clásico ]: Peli de Billy Wilder + Helado xD !! Y además te ahorras el olor a humo [ cosa que no yo por lo menos, no soporto :S ]

ExCorazonRoto dijo...

jo, me has dado en la patata con esta cancion, yo tambien me siento asi, y no paro de escucharla esta ultima semana a todas horas...
Ánimo.

"y ahora compartimos noches con el primero que pasa y abrazamos las cucharas para ver si alguna encaja...."

Raquel dijo...

Falsa Sonoridad... ya ni siquiera el problema está en las penas. Lo gordo viene cuando se pasa de tener penas a no tener nada, a que no hayan ganas, ni de la historia frustrada ni de las que podrían funcionar. Eso sí, llevas razón. Lo bueno siempre queda. Pero a veces es mejor estar desmemoriado (como dice la canción).

Juan... a pesar de todo (de lo loca que estoy y esas cosas ;) ), he llegado a escucharla más de lo habitual últimamente.

Aprilis... Para eso, debería acompañar un poco de frío. Ya con eso sería perfecto. Mira que estoy pesadita con el frío, pero después de los calores que he pasado en esta ciudad desde que llegué... no veo la hora de ponerme abrigos y sufrir un poco con las inclemencias meteorológicas. A ver si tengo suerte y veo nevar. Vine solo por eso :D jeje

ExCorazonRoto... debemos tener entonces una conexión extraña. O eso, o somos vecinos y escuchas desde tu casa la música que pongo a toda pastilla. También es un tema recurrente esta semana.
(y también me quedo con esa frase, sí)

Falsa Sonoridad dijo...

si lo mirara friamente te diría que simplemente estás pasando una etapa. Amor, ruputura, pena, indiferencia y... amor, eso sigue. como en una rueda. obviamente es duro y duele, pero no te desanimes. Se nota que tienes una potencia creativa y creadora muy fuerte, y serás capaz de volver a crearte a ti misma solo date tiempo y no te autodestruyas más de la cuenta. Si algo tiene solución no te preocupes, y si no la tiene: no te preocupes. Además tienes el bonito don de convertir tus desgracias en algo bello, eso es muy importante. No te sientas vacia ni vulnerable, no creo que seas ni una cosa ni la otra. Solo ten paciencia.

Por cierto, te envíe un mail felicitandote por el blog y la canción de Billie Holiday. Tmb he escuchado tu playlist del spooti y me he hinchado a hacer constelaciones.enhorabuena!

blue_velvet dijo...

Adoro The New Raemon, mira que tienen canciones bonitas

ExCorazonRoto dijo...

Es posible que seamos vecinos, mi router es thompson... jaja.

Me encantan tambien" el saben aquel que diu" y "la cafetera".


"....Quien no se ha venido abajo..? Donde te has metido, puede que en una tragedia, nunca nos dijeron que este chiste no tiene puta gracia.."

Luna Méndez dijo...

pff
apenas puedo concentrarme pa leerte, pequeña!
prometo hacerlo mejor en cuanto esté con menos preparativos!

:)

Ojizarka dijo...

Te dejo un premio en la felicidad escondida :) muaaa!

Zahara dijo...

como vas por Madrid?? :)

dEsoRdeN dijo...

Las cosas no salen CASI NUNCA como uno quiere; por eso, cuando salen, la sensación es orgásmica.

(el dEsoRdeN no debería molestar nunca a nadie... ;P)

Raquel dijo...

Falsa Sonoridad...pues ahora ando algo despistada. No sé si recibí ese correo. De cualquier forma :) muchas gracias. ¿Qué lista escuchaste? ¿"soul y eso"? A mí es la que más me gusta... jeje.

blue_velvet... uno de mis descubrimientos recientes. Les había oído antes, pero no escuchado ;)

ExCorazónRoto... Otra, "silencio" :)

Luna Méndez... mi querida gafas rojas :) mucha suerte

Ojizarka... ¡Un premio! Gracias :)

Zahara... mucho jaleo y poco tiempo. Así estoy distraída... así que bien, bien. :)

dEsoRdeN... cuando mi voluntad y el destino decidan coincidir en algo, hablaré contigo por si de verdad pasa eso.
(no molesta, y menos a otra desordenada como yo ;) )

Falsa Sonoridad dijo...

Siiiii, esa era!! guau, esa lista te remueve el alma

jesusmanuelgarcia.com dijo...

Si, es genial fumar justo en ese momento un poco. Buen blog, saludos.

Aida dijo...

El momento de llegar a casa después de una noche de fiesta puede convertirse en un trance horrible. ¿Y qué me dices del ritual de desmaquillarse? Uff!

alma dijo...

¿por q cuando nos sentimos mal no quedamos absortas en los pensamientos ... melancólicas ... calladas y pausadas ?

Tenemos derecho a sentirnos así de vez en cuando... pero también tenemos q recuperar las riedas de nuestra vida y volver a coger el ritmo...

saludos


alma

Golfo dijo...

Las cosas en la oscuridad las cosas son del mismo color que bajo la luz... porque el color es su modo propio de reflejar la luz y no se le puede arrebatar por poca luz que haya, siempre latente en la piel de las cosas.
Te digo esto que parece un discurso de física de un tipo cuadriculado... para que pienses en ti misma en momentos oscuros. A mi me ayuda a tomarme menos en serio cuando caigo todo revuelto por dentro en la cama.

cinco letras dijo...

Me ha encantado esta entrada. Me identifico muchísimo con ella...
El pensarle tras una noche de fiesta hasta que los ojos pesen y la mente quede en blanco, es muy típico en mi.

:)