07 junio 2010



Deliberadamente.

Lo he dejado pasar.

Y ahora no solo tengo la sensación de llegar tarde.

(el corazón puede arrugarse)

Hasta las cuerdas vocales.

Me ha trepado.

La hiel.

No me concentro.

No lo consigo.

Sigo perdiéndolo.

No me conozco.

Algunas veces.

7 comentarios:

Luna Méndez dijo...

For the moment yo aún te reconozco :)

Concentrémonos, que falta nos hace!

Y si se deja pasar es que no merecía la pena, claro está...

piriripiipiii

David Garcia dijo...

Hola! primero felicitarte por tus fotografías,las de las luces en la cama....me abstraen.
segundo gracias por pasarte por mi humilde blog,me imagino que como el tuyo es donde huyes para contar o expresar lo que sientes,y que lo valoren...es increible,me encantan tus versos...me he parado a leerlos ...y tienes para escribir un libro. :-) sabes? yo ahora vivo en madrid pero solo llevo dos años aquí...soy realmente de güímar..te suena? ;-)

Juan Rodríguez Millán dijo...

Yo estoy encantado de haberte conocido, incluso con esos momentos en que tú no te conoces. Encantado de haberte conocido, sí, y de saber que tienes un corazón tan grande que no puede arrugarse, aunque así lo sientas. Algunas veces. Las cosas pasan, llegan otras. A veces son mejores que las que se pierden. Las tuyas lo serán. Tú y tu corazón os lo merecéis.

X dijo...

Tú sabrás por qué (lo has dejado pasar).

Raquel dijo...

mal por mí.

tiempo dejado pasar, tiempo que no vuelve.

adiós, lengua.

Guille Rancel dijo...

Se lee al revés? Al derecho? de las dos formas? de dentro afuera?
Me gusta de cualquiera

Raquel dijo...

Menos mal, Guille. Por fin alguien se da cuenta...

de todas las formas, de todas las formas

Un besazo!