18 julio 2015

Veo a veces todo de lejos.

Solo de lejos.
Y pienso alguna vez por qué me quedo ahí.
Por qué me cuesta tanto llegar a mí.
Por qué no veo bien,
Por qué me cuesta alguna vez llegar a sentir.



3 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

a veces son capas de escarcha que se nos van aferrando casi sin darnos cuenta; vale la pena hacer el esfuerzo por quitárnoslas de encima, que luego cuesta más sacarlas...

Cé. dijo...

porque sentir de verdad es jodidamente complicado aunque nos intenten vender lo contrario..

Parfait dijo...

Siente!