21 abril 2014



Enamorarse lleva el amor escrito en la palabra misma y significa exactamente eso. Pero tú nunca lo sabrás. No sabes lo que el amor implica. O quizás sí, y lo único que hiciste siempre fue precisamente lo opuesto, lo contrario al amor. Eso es aun peor que el odio declarado. Pero ya no importa el tiempo perdido, que fue demasiado, ni las noches de mentira, que fueron todas, porque ya no volveré a mirarte de la misma forma. 

Ni siquiera volveré a mirarte.










Gatekeeper - Feist
Let it die (2004)


9 comentarios:

Billy MacGregor dijo...

Me encanta. Eso son cojones.

dEsoRdeN dijo...

pues la próxima vez que vengas a diSoRdErland, mejor me vienes a ver a mi... ;)

Raquel dijo...

Gracias, Billy. Cojones y sinceridad es lo que falta en este mundo.


dEsoRdeN pues a la de tres te aviso, que en dos días vuelvo ;)

loveless dijo...

Igual de bien que siempre Raquel, es un gusto leer tu blog.

Raquel dijo...

Gracias Loveless, por pasar por aquí y dejarme tus impresiones.

Ojizarka dijo...

Si señor, eso es cerrar bien una puerta y dejar las cosas claras.
Y qué lástima me dan esas personas que no saben enamorarse y sólo juegan con los demás.

Carlos Martínez dijo...

Pues pocos castigos se me ocurren peores que no volver a ser acreedor de una mirada tuya... con esa mirada que tú tienes :O... normal que la valores en su justa medida y se la ofrezcas sólo al afortunado que haga méritos para merecerla...

PD: ...muchos, muchos méritos, quiero decir :)

Alury dijo...

Supongo que cuando uno no lo tiene claro... el otro debe tenerlo cristalino (por dos).

Luis David dijo...

Me gusto mucho!!.

"Pero ya no importa...porque ya no volveré a mirarte de la misma forma. Ni siquiera volveré a mirarte."