07 septiembre 2011

Antes.



Olías a agua salada.
Olías a amor.
A ternura.
Olías a sexo.
Olías a verano.
Antes olías a ti y eras el perfume perfecto.

Ahora hueles a barro.
Hueles a tierra.
A rabia.
Hueles a óxido.
Hueles a humo.

Antes tenías los ojos más profundos del mundo.
Los ojos más bonitos. Los más intensos.
Me daban vértigo.
Guardabas una galaxia entera ahí dentro.

Ahora tus pupilas esconden dos agujeros negros.
Vacíos, huecos.

Solíamos hablar de cualquier cosa, hasta horas en las que las personas que están bien de la cabeza están durmiendo. Tenías el poder de hacer las noches eternas, y de sacarme una sonrisa que me duraba todo el camino de vuelta a casa.

Antes creía que eras tú.

Antes.

En cambio ahora...


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes eras perfecta. Ahora...ahora también. no cambies
beso de anónimo(muy)enamorado

recuerdosYmentiras dijo...

Antes...hace demasiado tiempo ya aunque sólo haya pasado un día.

Antes,y como duele.

anyway...me encanta como escribes,felicidades :)

Nick dijo...

sí, es una pena que no tengas nada que ver ya con aquella persona maravillosa que conocí... maldita sea!

MAMUMA dijo...

A veces el motivo es que idealizamos a los demás.

Raquel dijo...

:(

Ene dijo...

¿Y ya no hay más? ¿Ni un resquicio? Una mueca que pueda parecerse a sus sonrisas, o tal vez una mísera partícula de olor a ternura...

Besos.

CMQ dijo...

Y si es que antes YO te miraba con otros ojos? y si te olía con otro olfato? y si era YO la que no es hoy? todo puede ser...

Anónimo Gutiérrez dijo...

Habría que saber cuánto ha sido machacado el sujeto del que hablas. La gente no se vacía porque sí, necesita razones para hacerlo... y más aún si tanto te quiso como se intuyen en esas palabras.
Esa ¨ley¨ es así aquí, en Indochina y en Júpiter.
Mira a ver si en realidad estás siendo justa con éste tema...

Anónimo Gutiérrez dijo...

CMQ...Touché.

Raquel dijo...

Ira

La gata dijo...

Qué triste es no reconocer a la persona de la que te enamoraste en la que tienes a tu lado cada día.
Qué triste recordar el antes y ver que no tiene nada que ver con el ahora.
Si es cierto... Lo siento. Ánimo!
(Por cierto, escribes genial...)

candela dijo...

Todo cambia, ¿no?

Besos

Ojizarka dijo...

Comparar el antes y el ahora puede resultar odioso...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Qué lástima que haya gente que nos haga cambiar así la forma de verlos. Peor para ellos, son ellos los que se pierden a la gente especial.

Raquel dijo...

Qué bonito texto.
Es increible cómo puede cambiar nuestra forma de ver y sentir a personas que han sido importantes, posiblemente, porque ellas mismas han cambiado tanto que nos es imposible reconocerlas...
Me quedo con la parte de lo olores, para mí, el sentido con más memoria...

Un beso.

Cris* dijo...

Antes. ¿De verdad antes era todas esas cosas? ¿O será que mostraba eso, aunque fuera la misma persona que ahora? ¿O quizás tus espectativas eran demasiado altas? ¿Esperabas que fuera demasiado perfecto?
Da rabia. Descubrir que alguien no es como tú pensabas que era. Y miedo. Miedo de que mañana ocurra lo mismo. Pero... ley de vida.

AL.cosasquenodijimos dijo...

Me encanta tu blog, es genial!!
Si te apetece pasate por el mio :)
http://cosas-que-no-nos-dijimos.blogspot.com/

AM Editorial dijo...

Eso duele, y duele mucho. Pero... ¿no es peor cuando, ya oliendo a barro y siendo un completo desconocido, encuentras rastros de lo que te atrapó y ves que ni siquiera aquello merecía la pena?

¿Ira? ¿Por qué?

dEsoRdeN dijo...

ahora.. dos piedras!

Cris dijo...

suelen pasar esas cosas... es bonito y triste a la vez! un beso! http://someofyourdreams.blogspot.com/