12 abril 2011

Podría haberlo olvidado.


Al fin y al cabo soy así, un desastre con poca memoria a la que siempre se le escapan los detalles. Sí, podría haberlo olvidado por completo. No habría sido raro tratándose de mí. Sin embargo no lo he hecho...

Recuerdo que hacía frío, que llevaba mi abrigo negro, que estaba anocheciendo, que llegaba tarde, que te hice esperar, que te buscaba en la plaza equivocada, que hablábamos por teléfono tratando de encontrarnos, que me dio un vuelco el corazón cuando te vi entre la gente, que me sonreías, que estaba nerviosa y hablaba sin parar, que dimos absurdos paseos infinitos, que no podía dejar de mirarte y eso te incomodaba, que en aquel bar no servían mojitos porque tenían que pensarse si debían meterlos en la carta o no -que nos reímos del dramatismo con el que el camarero nos dijo eso, como si de una cuestión de vida o muerte se tratara-, que el vino de la cena que no tocamos me mareó, que acabamos a media noche en la misma plaza donde horas antes habíamos quedado, que no había nadie más, que me senté en un banco de piedra, que estabas de pie frente a mí, que te miré fijamente y sacudí la cabeza mientras pensaba "no se atreverá", que no te atreviste, que después de muchas tonterías me cogiste de la mano y diste el paso, que te acercaste a mí despacito, que me diste el beso más tierno del mundo, que me enamoré en ese mismo instante...

17 comentarios:

sobrerojo dijo...

Que pena. A veces es malo tener tan buena memoria. Pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que sólo trae cosas positivas. Las cosas que se olvidan van quedando tras de nosotros, y eso, a la larga, acaba doliendo más que cualquier intento-de-ataque de un recuerdo perdido.
Haces bien no olvidando.
:)

sobrerojo dijo...

http://open.spotify.com/track/1ozbWlTQASs311dSO5R6vp
¡Vaya! Casi se me olvida.

tania.t.p dijo...

que bonitoooo !!los recuerdo nunca se olvida y si son agradables mejor por son como pequeñas carta que se quedan guardada en nuestra mente asta que se olvidan algún día .Haces muy bien en no olvidarlo un saludo me a gustado mucho tu nueva entrada al blog .

dEsoRdeN dijo...

y cómo vas a olvidar esas noches reversibles? Si son lo único que le dan sentido a la vida!

Anónimo Gutiérrez dijo...

Y seguro que él llevaba camiseta blanca y estaba nervioso como nunca. Que se perdió por el camino y creyó que el momento de verte nunca iba a llegar. Que te quiso besar según te vió aparecer y no lo hizo hasta que te cogió la mano después de muchas tonterías.
Que le pareciste la chica más maravillosa del mundo. Que aquella noche fue la más corta de su vida.Que en aquel instante empezó a enamorarse de tí para acabar amando como nunca lo hizo. Lo peor es que sólo sea un recuerdo y no una parte activa de una historia que no debió terminar. Al menos te queda eso. Al menos le queda eso.

Ojizarka dijo...

Esas cosas es imposible olvidarlas, x mucho q queramos...

Luna Méndez dijo...

Qué tiernina estás, mi pequeña mariposina!!

Y qué sería de nosotros si pudiesemos olvidar con tanta facilidad los acontecimientos importantes de nuestra vida?

Sin duda nuestra existencia no sería tan apasionante y llena de historias bonitas que contar como lo es ahora, seguramente andaríamos en un mundo vacío de colorines y de primeros besos tiernos inesperados!

Mejor tener presentes las cosas bonitas de la vida, ¡claro que sí!

En cuanto las vidas se nos calmen un poco debemos volver a agarrar nuestra pluma común! :)

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

Que preciosa historia...

Marisela dijo...

cuánta ternura! qué bonito, lo escribes de tal forma que una se mete en el papel :)

Falsa Sonoridad dijo...

la primavera flota en el ambiente

El titán dijo...

Yo también me hubiese enamorado. Aunque a lo mejor hubiese sido por el vino.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Sigues teniendo un don para las palabras aunque ahora el tiempo te deje usarlo menos. Soy de los que piensa que no hay que olvidar nada de lo que a uno le sucede, para recordar lo bueno y para aprender de lo malo. Más quizá por lo segundo, porque cosas buenas siempre habrá en el futuro. En el tuyo siempre he estado seguro de que las habrá.

El titán dijo...

por cierto, en el corto + corto la moraleja es el amor se va al cielo o los perros siempre siguen el rastro de las presas?
Es una duda que me ha surgido.

Un gran blog jefa.

candela dijo...

Cómo para no enamorarse con momentos y sensaciones así.

:)

Besos

Javier Gómez dijo...

Que bonita historia

AM Editorial dijo...

Y qué sensación tan extraña al recordarlo, sintiendo el nacimiento de algo tan especial, pero extrañándolo a los tres segundos siguientes.

Esa mezcla... te lleva a cómo hice para dejarlo desaparecer, cómo no me di cuenta en su momento de cuánto me iban a llenar por dentro aquellas sensaciones... ¿por qué ya no me acompañan?

Maldita memoria...

Abrazos

Sergio L. dijo...

Ay.. la primavera que la sangre altera! ;D